Momentos Fabiola

Sentada frente a mi portátil, temprano, en mi tienda. Hace aún un poco de frío porque enero es mucho enero y quiere reivindicar su razón de ser cada mañana. Busco un ratito de intimidad para pensar qué quiero para este año 2019 que comienza. Son muchos los mensajes que se mandan y reciben en estos días y la mayoría serían estupendos para mí, pero hoy prefiero concretar y determinar mi propio horizonte.

En cuanto a mi familia lo que deseo por encima de todo es salud y que persista esta buena corriente de afecto y cariño que nos une. ¿Y en mi trabajo? En mi trabajo necesito una evolución. Quiero que perviva su esencia, la autenticidad flamenca de mis propuestas, esa costura bien hecha, vuelos, volantes, capotes, mantones de calidad. ¿Y cómo aportar algo nuevo a todo esto? Llevo años en busca de una ventana de aire y luz que refresque mis horas de trabajo y me ilusione con un proyecto nuevo. No me gusta anclarme en algo porque funciona, necesito algo que me vuelva a divertir e ilusionar.

Ya lo he encontrado. Mis colecciones tendrán la misma calidad y mimo que les caracteriza y que forman parte de mi esencia, pero la forma de acceder a ellas cambiará.

Fabiola siempre será para quien valora mi marca por lo que es y representa. Podrás disfrutar de comprar un traje que te acompañe a la feria durante muchos años, siempre guapísima y a la moda. La novedad es que también podrás disfrutar de un traje de Fabiola si deseas cambiar a menudo de traje pero no a costa de su calidad.

Si no valoras especialmente el hecho de elegir tu traje a tu medida y gusto, y te adaptas a seleccionar entre los que te proponemos, tú puedes ser una clienta de #momentosfabiola.
Bienvenida a esta nueva etapa de Fabiola.

Un fuerte abrazo